Jueves, 02 Abril 2015 10:43

El descubrimiento de mi tío Santi

Escrito por 
Valora este artículo
(5 votos)

Ahora que se acercan estas fechas, para unos consideradas una necesidad, y para otros un suplicio. Recuerdo el último viaje que realicé el año pasado en Semana Santa para reunirme con la familia.

No es una “historieta” más donde cuentas cómo te fueron estas vacaciones, si no que me gustaría compartir con vosotros un hecho, que creo que se da mucho más de lo que debería.

Esa Semana Santa, necesitábamos entregar una organización y limpieza de datos para elaborar los cuadros de mando que mostraban toda la información del proceso de compras de una empresa alimenticia; por lo que en mi encuentro familiar debería dedicar unas horas a este proceso.

Después de la comida familiar y posterior sobremesa, decidí sacar el portátil y ponerme con ello. Para lo que abrí la herramienta de “Knime” y compuse el flujograma acordado por el equipo para la composición y tratamiento de los datos. Este flujograma se componía de un nodo inicial que recogía más de 400 excels distintos con los datos de cada día (de cada mes, durante año y medio), y una serie de nodos que generaban un único archivo donde se guardaban limpios todos los campos, excluyendo los vacíos o erróneos (erróneos según el criterio de limpieza del cliente).

Mi tío Santi, ha trabajado toda su vida en temas de Logística, desde camionero, pasando por crear una empresa con su propia flota, hasta integrar esta estructura de flotas en una gran empresa y tener que tomar decisiones prácticamente diarias sobre el dato en entregas e incidencias. Por lo que decidió sentarse a mi lado y con una expresión increíblemente atónita me preguntó:

¿Pero eso se puede hacer?

Seguro que muchos de vosotros, apasionados de la logística y cadena de suministro, en algún momento a través de una noticia, un post como éste, o un comentario de alguien cercano, os habéis planteado esta gran pregunta. Mi tío Santi ni siquiera tuvo que preguntarme qué demonios estaba haciendo con esos “nodos”. Con un simple vistazo comprendía perfectamente la estructura del proceso que estaba siguiendo.

Flujo-nodos-knime

Efectivamente tuve que comentarle que gracias a las herramientas de minería de datos, ya no era necesario crear tediosos análisis con Excels que contenían miles de datos y que era imposible que nos aportaran cierto criterio de decisión, para lo que entramos en el siguiente debate. “¿Si implanto esto en mi empresa, no se irá todo al garete? “ Y es un miedo que es generalizado.

Estamos tan acostumbrados a trabajar siempre de la misma forma y sacar lo que podemos con lo que tenemos, que solo el hecho de pensar que estamos “atrasados” en nuestro negocio, nos abruma.

La sensación que me dió al ver a mi tío Santi tan aferrado a su proceso interno de toda la vida, y a la vez sorprendido con este nuevo mecanismo, me dió mucho que pensar en los siguientes días.

Tenemos conocimientos del concepto MINERÍA DE DATOS, y sabemos que existen herramientas y metodologías que nos ayudan a triturar todos estos datos, pero ¿por qué somos tan reacios a implantarlas en nuestro negocio? Creo que entendí lo que ocurre.

Esta “otra forma” de trabajar, complementa vuestro trabajo diario, pero no lo reemplaza, y el pensar que esa forma en la que trabajáis habitualmente está fallando, es lo que hace rechazar estas nuevas opciones, pero no debéis tener miedo, porque las nuevas generaciones como nosotros estamos desarrollando cada día nuevas estrategias para que vosotros solamente seáis buenos tomando decisiones y teniendo evidencias de por qué las tomáis, no que os tengáis que volver locos para dar un soporte a cada palabra que decís en las grandes reuniones de dirección.

¿Seguís siendo miedicas? ;)

Felices vacaciones, nos vemos a la vuelta.

Paula Calva LIS-Solutions.

 

Visto 1603 veces Modificado por última vez en Jueves, 02 Abril 2015 11:13