Automatiza tus Excel con KNIME

En nuestro post “Herramientas del Data Mining”  os presentábamos esta nueva generación de herramientas que nos ayudan a crear una plataforma de Data Science en nuestras organizaciones. Dentro de estas herramientas, destaca KNIME por su gran potencia y facilidad de uso.

Para generar un valor sostenible con estas herramientas es imprescindible expandir su uso en toda la organización y crear una cultura data-driven. Al mismo tiempo, términos como machine learning, data science o algoritmo nos pueden asustar siendo usuarios de negocio, pero es precisamente aquí donde está el valor de esta herramienta cuando somos un perfil menos técnico.

Un caso de uso que puede acercar esta herramienta a los usuarios de negocio y aportar un valor tangible es la automatización de informes o tablas de Excel. Así, KNIME se convierte en el manipulador de datos de todos, ya sean usuarios de negocio o científicos de datos.

Automatización de Excel para usuarios de negocio

Todos nosotros conocemos esos ficheros de Excel que se han usado durante años y que nadie quiere o puede tocar. Sobre todo, es habitual que en los departamentos de ventas o finanzas llevemos 20 años usando ficheros de Excel complicados y difíciles de manejar. Para generar estos archivos, muchas veces tenemos que combinar múltiples fuentes de datos, pegar y copiar columnas, eliminar duplicados, crear tablas dinámicas, replicar fórmulas encadenadas de suma o búsqueda y mucho más. Todo esto, consume nuestro tiempo mes a mes o incluso día tras día. Creo que todos hemos pensado alguna vez en crear un Macro para automatizar estas tareas sin gran éxito.

¿Entonces cómo podemos automatizar la generación de estos Excels en KNIME?  ¿Con código en Java, R, Python, VBA o algún otro lenguaje de programación que representa una gran barrera para muchos de nosotros?
¡No! KNIME nos ofrece una plataforma intuitiva en la que, sin conocimientos de programación, podemos automatizar tareas repetitivas en Excel y ahorrarnos mucho tiempo. Para ello, solo necesitamos adaptar nuestra mentalidad a esta nueva herramienta y algo de experiencia para entender su funcionamiento. Con unas 4 a 8 horas de formación un usuario de Excel puede empezar a trabajar con KNIME. El resto se aprende poco a poco con el uso y con la ayuda de una gran comunidad.

Funciones de manipulación de datos

KNIME cuenta con cientos de nodos que el usuario puede arrastrar fácilmente sobre la interfaz gráfica creando “workflows”, es decir, flujos de trabajo en los que paso a paso se van manipulando los datos dándoles la forma deseada. 

Con KNIME se pueden integrar fácilmente datos provenientes de múltiples fuentes como Excels, CSV o también Bases de datos SQL, etc., para posteriormente ser procesados y manipulados para configurar los informes que se necesiten.

Filtros con criterios dinámicos, agrupaciones, cálculos matemáticos, uniones, pivots… son algunas de las funciones más usuales que ayudan a transformar los datos a la forma deseada. Mientras que Excel muestra problemas haciendo cálculos con tablas de más de 50.000 filas, KNIME consigue manejar esa cantidad de datos fácilmente. Finalmente, el resultado obtenido puede ser exportado al destino deseado (Excel, Base Datos, etc). Una vez generado el workflow el usuario podrá ejecutarlo con tan solo un clic, o incluso automatizarlo mediante el KNIME Server.

Conclusiones

La automatización de Excels con KNIME puede aportar mucho valor a las organizaciones. Al mismo tiempo, motiva a los usuarios de negocio a empezar a trabajar con esta herramienta. Empezando con la automatización de Excels, un usuario de negocio gana experiencia y confianza con la herramienta y posteriormente podrá realizar algoritmos de predicción o segmentación independiente exprimiendo todo el valor que se encuentra en los datos.

Si te interesa saber más de KNIME y sus posibilidades, contáctanos o visita nuestro evento de KNIME que celebramos el próximo 10 de octubre en Madrid: Data Science para todos con KNIME

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Deja un comentario