mqtt600x173

MQTT, el lenguaje del IoT

ada vez se generan más y más datos, la posibilidad de capturar, transformar y utilizarlos se vuelve una necesidad. Sobre todo, en entornos industriales donde podemos encontrar una fuerte inversión en sensórica usada en el control de procesos. Sin embargo, uno de los principales escollos que se encuentra a la hora de utilizar los datos generados son los diferentes protocolos y arquitecturas de las diferentes marcas de maquinaria. Es por esto que el IoT en industria está ganando tanto peso, ya que permite la interoperabilidad entre máquinas que de otra manera no podrían comunicarse sin desembolsar grandes cantidades de dinero.

¿Cuál es el protocolo común que utilizan las máquinas para comunicarse que hace que todo parezca tan fácil?

Para poder realizar el envío de información de manera rápida y segura se usan protocolos de comunicación M2M (machine to machine). El MQTT (Message Queue Telemetry transport) fue desarrollado en 1999 por el Dr. Andy Stanford-Clark y Arlen Nipper, con un objetivo claro, recolectar datos y enviarlos de manera rápida y segura a través de toda la infraestructura de IT.

Este protocolo se ha vuelto muy popular dentro del mundo IoT gracias a que hace un uso muy reducido del ancho de banda lo que impacta directamente en la velocidad de comunicación, así como en el uso de CPU, RAM y otros recursos involucrados en la transformación y envío de datos entre máquinas.

Una red MQTT se basa en un sistema jerárquico de temas o topics, clientes que están suscritos a estos y en un bróker que es el encargado de gestionar la información. Este bróker recibe las solicitudes de información sobre el topic al que están subscritos los clientes y si existe este se encarga de enviársela.

¿Por qué resulta ideal MQTT dentro de la industria?

Dentro de las grandes plantas de producción, el envío de la información de manera rápida permite crear sistemas SCADA fiables y bidireccionales, lo que da la posibilidad ya no solo de ver los datos desde fuera de los HMI instaladas en las máquinas, si no que se puede interactuar. Esto significa que podemos realizar procesos de analítica avanzada con los datos arrojados, pudiendo incluso realizar acciones en función de los mismos, esto significa que podríamos crear máquinas adaptativas   a los problemas que pueden ocurrir durante los procesos. Además, posee la capacidad de cifrado de información.

MQTT ya está ampliamente aceptado, desde las grandes empresas de aceite y gas hasta las aplicaciones de para smart cities. Además, recientemente Amazon Web Services anunció que para su sistema IoT está basado en MQTT, lo que da una idea de la robustez de este protocolo.

COMPARTE ESTE POST

Deja un comentario