Sin duda la palabra de la que todo el mundo habla. Su popularidad está por las nubes, y no es para menos. Según un estudio reciente de PWC cuatro de cada cinco ejecutivos de grandes empresas encuestados informan que tienen iniciativas Blockchain en curso.

Este estudio refleja algunos datos que muestran la magnitud de esta tecnología:

  • Se espera que para este año el 14% de las compañías de salud implementen la tecnología Blockchain en su organización.
  • En 2020 el 46% de los servicios financieros utilizará Blockchain para sus transacciones.
  • Entre los próximos tres y cinco años en el sector energético y servicios públicos se incrementará un 14%, y en fabricación industrial un 12%.
  • En el Foro de Davos, Blockchain fue la segunda palabra más utilizada (la primera fue Trump).

¿Por qué tanto interés en Blockchain?

Una cadena de bloques bien diseñada no solo elimina a los intermediarios, reduce los costes, aumenta la velocidad, el alcance, la transparencia y la trazabilidad para muchos procesos comerciales. Si no que además posibilita un valor añadido para los clientes, que muchos negocios ya están sabiendo monetizar.

Cuando la base de datos es de todos.

Este enorme libro contable que registra cada una de las transacciones dejando un registro de forma inmutable, pertenece a todos y cada uno de sus integrantes.

Veamos este concepto con un ejemplo. Cinco amigos intercambian dinero entre sí. Diariamente el dinero es enviado de unos a otros sin seguir un orden específico. Deciden crear una Blockchain entre los cinco. Y el resultado les permite, a cada uno de ellos, conocer en todo momento que transacciones se han realizado dentro del grupo sin siquiera haber sido participes de estas.

Imaginemos este concepto multiplicado por cientos de miles y tendremos una ligera idea del potencial de esta tecnología.

En este ejemplo, vemos un caso de uso para transacciones monetarias, pero podemos decidir compartir cubos de información. Y además que esta información sea programable, este concepto se conoce como Smart Contract.

Volviendo a las transacciones de información, y para dejar claro el concepto Blockchain, vamos a necesitar entrar en lenguaje más técnico que viene a expresar la idea inicial.

Comencemos por deconstruir la palabra Blockchain. Separada por Block (bloque) y chain (cadena). Es fácil imaginar una cadena que une un bloque con otro y a su vez con el siguiente.

¿Por qué cadena y bloques?

Bien, cada uno de los bloques contiene todas las transacciones que se han realizado durante un periodo de tiempo. Por otro lado, la cadena se forma con la última parte del bloque anterior y el principio del siguiente, conocidos como hash. Este hash se crea mediante SHA – 256 que es una función de criptografía que permite transformar la información legible y entendible, en un código alfanumérico de cuarenta caracteres indescifrable.

Esta cadena se almacena en cada uno de los nodos de la red Blockchain, que como acabamos de ver pueden ser cientos de miles. Y este es uno de los motivos de ser tan seguro.

Si volvemos al ejemplo anterior, en la Blockchain de los cinco amigos, podría ser relativamente sencillo que un hacker con los conocimientos suficientes alterase los cinco nodos a la vez y pudiera cambiar la información contenida en esa red. Sin embargo, cuando la información esta repartida en miles de nodos la cosa cambia. Y es que, hasta la actualidad, no ha habido ni un solo ataque informático que haya podido alterar la red Blockchain.

¿Cómo está la información replicada en cada nodo a la vez?

Los nodos son como atletas de élite que buscan a toda velocidad, cerrar un bloque mediante prueba y error hasta encontrar la combinación que lo cierra y comenzar con el siguiente.

Una vez que un nodo consigue cerrar el bloque, la información es inmediatamente distribuida a todos los nodos, conteniendo así la misma información de la Blockchain.

Esta propiedad permite su aplicación en un entorno distribuido de manera que la estructura de datos Blockchain pueda ejercer de base de datos pública no relacional que contenga un histórico irrefutable de información.

La importancia del Blockchain en la Industria 4.0

Nos encontramos en un periodo de la historia con los avances tecnológicos más rápidos y potentes hasta la fecha. La importancia de adaptarse tiene más sentido que nunca.

Hemos pasado de máquinas aisladas a estar conectadas primero con las redes IT a herramientas industrias inteligentes. Las Smart Factories deberán ser capaces de producir en el mismo tiempo y precio producciones muy cortas de lotes pequeños.

Además, la Industria 4.0 ya está permitiendo un abanico de posibilidades para nuevos modelos de negocio, basados en los datos, donde la soberanía de los datos cobra cada vez más importancia.

La resistencia a compartir información es una de las principales barreras para desarrollar proyectos de forma colaborativa. Blockchain propone cambiar de paradigma ofreciendo un nuevo sistema que posibilite a los usuarios pasar de un modelo basado en la confianza a otro basado en la transparencia y seguridad.

La tecnología Blockchain permite que cada integrante de la red tenga la información disponible porque opera en ella. La transparencia es total ya que cualquier modificación de la cadena de bloques es registrada y distribuida a todos los nodos.

La Industria 4.0 avanza hacia la hiperconectividad, donde las redes IoT, el 5G y todas las tecnologías de análisis avanzado de datos se combinan entre sí para hacer los procesos, organizaciones y nuevos modelos de negocio cada vez más eficientes.

Los sectores industriales en los que se desarrolla esta tecnología están experimentando una evolución altamente positiva reduciendo tiempos y costes. Algunos ejemplos de su aplicabilidad:

Automotriz

  • Comunicación entre vehículos para facilitar el intercambio de criptoactivos, reducir el tráfico, realizar trámites burocráticos de forma autónoma, etc.
  • Monitorizar, registrar y evaluar los cambios a lo largo de la Cadena de Suministro en la Industria automotriz.

Siderurgia

  • Trazabilidad y composición de los materiales asegurando la calidad de los productos.

Aeronáutica

  • Trazabilidad, ciclo de vida, mantenimiento, estudio del comportamiento y operaciones de componentes, así como el estudio de los cambios en los diseños en la operación de los productos. 

Energética

  • Usuario y proveedor de energía llegarán a un acuerdo que permita flexibilidad energética a través de la gestión activa de la demanda. Ante picos de consumo, activarán protocolos para que los usuarios bajen sus consumos a cambio de compensaciones favoreciendo un equilibrio energético.
  • Blockchain pretende regular este tipo de actividades ofreciendo transparencia y confianza entre proveedores y usuarios.

Industria manufacturera

  • Desintermediación. Automatización de los procesos que registren a los usuarios, permitiendo a las Smart factories que oferten y cierren un acuerdo e inmediatamente comiencen la producción sin intermediarios.

La tecnología Blockchain en la Industria 4.0 sirve como una plataforma que ofrece múltiples oportunidades. Las transacciones de Blockchain permiten un mayor nivel de automatización consiguiendo un óptimo nivel de entendimiento entre las partes, logrando de esta forma reducir los costes, acelerar los procesos y dar como resultado una mayor flexibilidad en el sistema.

COMPARTE ESTE POST

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email